Saltar al contenido

La busqueda activa de empleo

En este articulo vamos a mostrar una serie de conocimientos que te permitan alcanzar los siguientes objetivos:

– Mejorar la empleabilidad de las personas que están buscando trabajo activamente

– Facilitar herramientas y recursos para favorecer el desarrollo de un itinerario personalizado

– Mostrar todos los elementos que de forma directa e indirecta influyen en nuestra empleabilidad y en consecuencia, en nuestras oportunidades de acceder al puesto deseado

Debemos partir de la idea fundamental de que el empleo es una fuente de motivación intrínseca que nos ayuda a autorrealizarnos y a mantener nuestra autoestima en óptimas condiciones para el desarrollo de las actividades de la vida cotidiana Ya que dedicamos un tercio de nuestra vida adulta al trabajo, es importante que éste forme parte de nuestro proyecto de vida.

Planificar un itinerario profesional es un elemento fundamental en el proceso de búsqueda activa de empleo, ya que nos facilitará la tarea de toma decisiones acerca de nuestro desarrollo y a comprometernos con el trabajo que vamos a desempeñar.

A pesar de los aspectos negativos que puedan derivarse del actual momento social, político y económico en el que estamos inmersos, en estos momentos establecer un planning concreto de búsqueda de empleo es una gran oportunidad ya que nos obliga a reflexionar sobre nuestro futuro proyecto laboral. Para que esta tarea resulte efectiva, es necesario dedicarle el tiempo requerido para planificar el proceso optimizando todos los recursos existentes.

Esta optimización lleva implícita un gran esfuerzo y motivación personal, el cuál obtendrá resultados positivos al final de todo el proceso. De igual modo, debemos tener presenta la importancia que cobra el concepto de EMPLEABILIDAD definida como la capacidad para encontrar, obtener y mantener un empleo (Groom y Maassen van den Brink; Hillage y Pollar).

Nosotros vamos a abordar la empleabilidad a través del siguiente esquema, donde cobra especial relevancia tanto el progreso y promoción profesional, como el esfuerzo y motivación personal. Veamos el esquema:

Como habrás comprobado, la EMPLEABILIDAD es la suma de todas las competencias profesionales y el nivel de motivación de cada sujeto. Es decir, el nivel de empleabilidad de cada persona variará en función de los conocimientos adquiridos a lo largo de su vida, de la capacidad o predisposición que tenga para adquirir nuevos conceptos y asimilarlos a los adquiridos previamente, de las oportunidades que surgan en cada momento.

De ahí la importancia que de tener una buena formación adecuada al puesto de trabajo deseado.