Saltar al contenido

La motivación en la busqueda de trabajo

Antes de comenzar la Búsqueda Activa de Empleo es importante conocer nuestro grado de MOTIVACIÓN, pues se trata de una variable personal de la que va a depender en gran parte los resultados obtenidos en la búsqueda y  más tarde en el mantenimiento del empleo.

La Motivación se define como es una serie de procesos individuales que estimula nuestra conducta para beneficio propio, colectivo o laboral. Es la fuerza que activa y dirige el comportamiento. Al fín y al cabo no es más que una conducta, pero que requiere que intervengan una serie de elementos, tales como:

– Esfuerzo: entendido este como la magnitud o intensidad de la conducta que ponemos en marcha para alcanzar una meta u objetivo laboral que nos hayamos propuesto.

– Persistencia: se refiere al esfuerzo sostenido para alcanzar nuestra meta.

– Dirección: el esfuerzo y la persistencia deben estar dirigidos en la dirección correcta.

A la hora de buscar un empleo, máxime en estos momentos cuando la competencia en el mercado laboral es dura, la motivación juega un papel fundamental ya que son las personas más motivadas las que siguen buscando a pesar de que la tarea sea decepcionante, los que perseveran a pesar de que los resultados tarden en llegar.

Un riguroso estudio elaborado por “Rafael Piqueras y Alberto Rodriguez-Morejón”, desvela la importancia de la motivación en la búsqueda de empleo. Estos autores establecieron una serie de variables que inciden directamente en la motivación del candidato en el proceso de búsqueda de empleo.

Autoeficacia en la búsqueda de empleo: son las creencias que tiene la propia persona sobre si posee capacidad para buscar trabajo.

Locus de control interno en la búsqueda de empleo: son las creencias que se apoyan en la idea de que los resultados obtenidos en el proceso de búsqueda se deberán a la propia conducta. Es decir, las personas que consideren que el éxito dependerá de su comportamiento en la búsqueda, se esforzarán más y tendrán más posibilidades de encontrar trabajo.

Locus de control externo en la búsqueda de empleo: son las creencias que posee la persona sobre la influencia que tienen factores ajenos en la consecución de un empleo. Por ejemplo alguien con un locus de control externo pensará que encontrar trabajo depende de la suerte.

– Éxito en la búsqueda de empleo: tiene que ver con lo optimista que sea una persona, así una persona que piense que sus expectativas de éxito son altas. Este estudio pone de manifiesto una relación significativa entre la motivación y la duración del desempleo. De todas las variables mencionadas con anterioridad, la que está más relacionada con la rapidez en la búsqueda de empleo es el optimismo, y se ha demostrado que ser optimista y por tanto estar motivado es una variable tan potente como el requerimiento de tener cierta edad para determinadas ofertas de trabajo