Saltar al contenido

Las agencias de colocación laboral

Las Agencias de Colocación son aquellas entidades públicas o privadas, con o sin ánimo de lucro, que, en coordinación y, en su caso, colaboración con el servicio público de empleo, faciliten el acceso al trabajo a los demandantes de empelo

La normativa que lo regula es Real Decreto 1796/2010, de 30 de diciembre, estableciendo como finalidad de las Agencias de Colocación mejorar el funcionamiento del mercado de trabajo mediante una más eficaz coordinación entre agentes públicos y privados de intermediación, fomentando así mayores oportunidades de acceso a un puesto de trabajo de las personas desempleadas.

Las agencias de colocación podrán ser públicas o privadas e intermediarán con los servicios públicos de empleo a través de la firma de convenios de colaboración o de forma autónoma pero en coordinación con ellos. Los servicios que presten dichas agencias serán gratuitos para los trabajadores, deberán atender a todas las personas desempleadas y respetarán la igualdad de trato y no discriminación en el empleo.

Con la entrada en vigor de la Ley 3/2012, de 6 de julio, publicada en el BOE del 7 de julio, desaparece la diferenciación introducida por el Real Decreto-Ley 3/2012  para las Empresas de Trabajo Temporal (ETT) que solicitaran la autorización como  Agencias de Colocación, que podían actuar como tales con la mera presentación de una declaración responsable.

A partir del 9 de julio, las ETT que deseen actuar como Agencias de Colocación deben seguir los mismos procedimientos que el resto de entidades, utilizando para ello el formulario establecido de solicitud de autorización general. Igualmente deberán ajustarse a lo establecido en esta ley y sus disposiciones de desarrollo, incluida la obligación de garantizar a los trabajadores la gratuidad por la prestación de servicios.

En las Comunidades Autónomas, le corresponde al Servicio Autonómico de Empleo la autorización de agencias de colocación en los supuestos en los que se pretenda ejercer actividad desde centros ubicados en la Comunidad Autónoma.

Entre las obligaciones que deben desarrollar las Agencias de Colocación, cabe mencionar:

– Garantizar a las personas trabajadoras la gratuidad por la prestación de servicios, tanto de intermediación laboral como de otras actuaciones relacionadas con la búsqueda de empleo.

– Garantizar el respeto a la intimidad y dignidad de las personas trabajadoras en el tratamiento de sus datos, sometiendo la actuación en esta materia a la normativa aplicable de protección de datos de carácter personal.

– Elaborar y ejecutar planes específicos para la colocación de personas desempleadas (especialmente jóvenes, mujeres, parados de larga duración, mayores de 45 años, discapacitados, personas en situación de exclusión social e inmigrantes), en coordinación con los Servicios Públicos de Empleo y en el marco de la planificación general que se establezca en el Sistema Nacional de Empleo.

– Velar por la correcta relación entre las características de los puestos de trabajo ofertados y el perfil académico y/o profesional requerido.

– Disponer de sistemas informáticos compatibles y complementarios con el Sistema de Información de los Servicios Públicos de Empleo

– Presentar con periodicidad anual, y dentro del primer trimestre de cada ejercicio, una Memoria de las actividades desarrolladas durante el ejercicio anterior.

– Llevar una contabilidad separada con arreglo a la normativa establecida en esta materia para todos los gastos e ingresos derivados de su actividad.